Ponte en forma con tu bebé en casa

Viernes, 04 Abril 2014 Publicado en Actualidad
Destacado
Ponte en forma con tu bebé en casa

Sara Carbonero, Elsa Pataky o Amaia Salamanca son algunas de las famosas que se han convertido en mamás en 2014 y que, además de no querer perderse nada de su bebé, al igual que tú, quieren lucir radiantes y enfundarse en atrevidos diseños y bikinis este verano.

Tras el embarazo y el parto, tu cuerpo ha experimentado cambios normales ante los que no tienes porqué preocuparte. Con una correcta alimentación y un poco de ejercicio, recuperarás tu figura casi sin darte cuenta. Tienes programas específicos de gimnasio, pero si lo prefieres, puedes ponerte en forma en tu casa haciendo, además, que tu bebé se lo pase bomba mientras tú haces unos sencillos y efectivos ejercicios.

Tener un hijo no implica en absoluto quedarte para siempre con kilos de más, basta ver cómo las famosas aparecen espléndidas a los pocos meses de dar a luz. Por supuesto, ellas como tú, han de respetar el tiempo mínimo que el cuerpo necesita para recuperarse y no debes iniciar tu “puesta a punto” antes de tiempo. Pregunta a tu médico y cuando él te lo indique ¡adelante! En pocas semanas, lograrás tonificar glúteos, piernas, brazos y abdomen y te sentirás mejor que nunca disfrutando de la experiencia maravillosa que acabas de iniciar.

En mi caso, yo empecé a hacer gimnasia al mes y medio después de haber dado a luz. Había cogido mucho peso -cerca de 20 kilos, ¡casi nada!- pero con los tratamientos postparto, ejecicio y algo de dieta recuperé la figura en tan sólo 8 meses.  Si también es tu caso y has engordado bastante en el embarazo, tómatelo con calma. Las bajadas bruscas de peso suelen ir acompañadas de un problema, la flacidez. No quieras correr, poco a poco pero con constancia y esfuerzo lo conseguirás.... ¿Empezamos?

Ponte ropa y calzado cómodo y coloca una buena colchoneta para que estéis cómodos tu bebé y tú cuando hagas ejercicios de suelo, una sonrisa y, si quieres, un poco de música... y ya tienes todo lo que necesitas para pasar un rato divertido con tu peque mientras recuperas tu silueta.

Empieza haciendo un breve calentamiento y comienza la sesión con algo de ejercicio aeróbico: correr sin avanzar, saltar, elevar las rodillas o simplemente un rato de baile movidito. Puedes aprovechar para hacer esta primera parte de tu tabla de gimnasia mientras el bebé está descansando y te mira desde su cuna o su sillita o bien, si ya se mantiene sentado, colocarlo en el suelo, junto a ti con sus juguetes favoritos. ¡Verás su cara de asombro mientras te observa dando saltos!.

 

Este sitio usa cookies con el fin de mejorar la navegación del sitio. Si continua navegando, entendemos que acepta su uso. Saber más

Acepto